sábado, 11 de febrero de 2017

Todos



Victoria De los Santos
Todos somos vulnerables frente al espejo, a todos nos aterra vernos a los ojos y sentirnos vacíos por
dentro. 

¿Si tanto tenemos dentro por qué no se desborda y se hace visible? 

¿Acaso solo somos unos ciegos todos, por no poder descubrir lo que hay dentro de nuestra propia mirada? 

Sospecho que detrás de nuestra mirada nos encontraríamos y con eso me refiero a descubrir nuestro espíritu, nuestra alma, nuestra verdad, o como quieran llamarlo, de igual manera no está en nuestros ojos, está en otro sitio cerca o lejos eso no lo sé. Pero lo que creo es que se encuentra en otros ojos, en otra mirada, esperando ser descubiertos por nosotros mismos. Encontrarnos en otros ojos esa es la clave, y tal vez por eso es que asusta tanto mirar a los ojos y buscar más que una mirada. 

Y es que no somos capaces de encontrar la suficiente belleza, orgullo personal en nosotros mismos. Solo somos capaces de vernos en otros ojos. Será tal vez por eso que buscamos enamorarnos con desesperación de alguien que nos muestra a través de su mirada , nuestro frágil y deslumbrado espíritu. Buscamos que ese alguien nos ayude a encontrarnos y creo tener una fuerte apuesta hacia ello. Por ello no son ajenos los ojos de quien nos enamoramos, porque son ellos la clave de encontrarnos a nosotros mismos. Son incluso nuestro único y directo enlace entre nuestra mente y nuestra alma.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario